Fincar Ltda

El déficit habitacional se cerraría con construcción de cerca de 520.000 casas anuales

La tendencia en la desaceleración del déficit se habría revertido en 2023, por la modificación en los programas de subsidios

El Gobierno Nacional está en el foco de los reflectores mediáticos por la crisis desatada de la falta de detalle en $13 billones del Presupuesto General de la Nación. Una crítica importante que se le suma al resto de señalamientos en contra.

Pese a la caída en ventas de vivienda, las constructoras tienen proyecciones positivas

Uno de estos llamados está enfocado en el sector de la vivienda y la construcción, una rama que retrocedió 4,2% en 2023, según datos del Dane, como consecuencia de las altas tasas de interés, base para el financiamiento y por las modificaciones en los programas de subsidio del Estado, como ‘Mi Casa Ya’.

No obstante, vale la pena resaltar que en los últimos cuatro años el déficit habitacional retrocedió 2,4 puntos porcentuales desde 32,8% en 2019 hasta 30,4% en 2022, según el Dane, una reducción que se explica, según expertos, por la política de subsidios aplicada por los gobiernos anteriores al de Gustavo Petro.

El déficit de 30,4% equivale a 5,28 millones de hogares que carecen de vivienda propia. De estos hogares, cerca de 1,3 millones requieren la construcción de vivienda nueva para resolver sus privaciones.

Previamente, entre 2018 y 2021, el déficit también se redujo en 1,8 puntos porcentuales, según los datos del propio Ministerio de VIvienda

El déficit habitacional se compone del déficit cualitativo y el déficit cuantitativo, dos mediciones que también se redujeron en el periodo de estudio. Permiten identificar los hogares colombianos en viviendas con deficiencias estructurales o proveer intervenciones a las estructuras y garantizar su calidad.

Guillermo Herrera, presidente de Camacol, explicó que las proyecciones del centro estadístico nacional prevén la formación de 390.000 hogares urbanos en la próxima década. Así que, para acabar con el déficit cuantitativo, en los próximos 10 años se necesitarán construir cerca de 520.000 viviendas por año.

En contraste, explicó el experto, en el país se construyeron 270.000 viviendas en el mejor año del sector (2013), por lo cual existe una brecha importante entre las necesidades y las capacidades del sector.

“Esto nos lleva a plantear la necesidad de impulsar el crecimiento estructural del sector formal”, dijo Herrera, lo cual aseguró es “lo opuesto a lo que ocurrió en el último año, cuando la comercialización de viviendas nuevas cayó cerca del 50% y el inició de nuevas obras se redujo en cerca de un 30%”.

Un informe de Investigaciones Económicas de Corficolombiana asegura que la desaceleración del sector está enfocada en la actualización de los datos de focalización del mencionado programa de subsidios.

“Las familias más vulnerables, que se ha buscado priorizar con los nuevos criterios, no necesariamente son sujeto de préstamo para los créditos hipotecarios por parte del sector bancario, debido al mayor riesgo que inherentemente tienen estos hogares de menores ingresos”, mencionó el documento.

Dentro de sus ajustes, el Gobierno Nacional fijó en 50.000 cupos anuales del programa para asignar, lo cual ha sido calificado como “insuficiente”, según el gremio constructor, que recomienda 72.000 auxilios.

Este recorte estaría explicado por “la focalización” del programa, no obstante, analistas y otros actores gremiales han señalado al Gobierno de reducir la inversión al tiempo que se dispara el déficit del PIB.

“Cerrar las brechas habitacionales pasa entonces por generar mayor cobertura de los programas de acceso a VIS, para lo cual un primer paso es garantizar la suficiencia de subsidios de Mi Casa Ya”, complementó Herrera.

Contáctenos
Te asesoramos en línea
Asesor whatsapp Ary
Ary
Servicio Al Cliente
En línea