Oxford Economics prevé menor inversión en este sector en las principales economías del mundo.

Una caída combinada de los precios de la vivienda y la inversión en vivienda en las principales economías podría reducir el crecimiento mundial a un mínimo de 10 años de 2,2% para 2020, según Oxford Economics. 

Al evidenciar que "ya son visibles señales de una caída global del precio de la vivienda", la firma de investigación dice que alrededor de un tercio de sus economías de muestra está viendo una disminución en los precios de bienes raíces y la inversión en residencias.

Las altas valoraciones permiten que este deslizamiento empeore, dice. "Hallamos que una caída de 10% en los precios de la vivienda y una de 8% en la inversión en vivienda redujeron el crecimiento entre aproximadamente 0,3% y 0,4% en todas las regiones. 

Al agregar una fuerte recesión en China, como la que se vio en 2015, tiene un gran impacto adicional en el crecimiento de Asia". --Oxford Economics Si bien la firma indica que los precios de la vivienda a nivel mundial no están cayendo, señala que el crecimiento de los precios se ha desacelerado drásticamente desde 2016, y existe un "riesgo significativo" de que la desaceleración se "profundice sustancialmente". 

Oxford Economics ve tres canales clave a través de los cuales un mercado inmobiliario más débil debilitaría la economía: los consumidores se sentirían menos acomodados y gastarían menos; una menor inversión en vivienda significaría directamente un menor PIB; como los activos de vivienda se utilizan ampliamente como garantía en préstamos, los precios más débiles podrían endurecer las condiciones crediticias. 

La compañía dice que en las anteriores recesiones de la vivienda, los precios y la inversión han caído en sincronía, destacando el inicio de los años 80, los principios de los 90, 2007-2009 y la desaceleración actual. 

Dice que si se activan condiciones crediticias más estrictas, el crecimiento económico mundial podría caer por debajo de 2%.

 

www.portafolio.com.co