Si usted es de los que, por algún motivo de fuerza mayor o, simplemente, porque quiere cambiar de ambiente o surgió una mejor oportunidad, requiere vender su vivienda actual, pero no sabe cuál es el valor de esta, no se deje llevar por su intuición, el sentimentalismo o por lo que terceros sin mayor conocimiento le dicen. Lo mejor es acudir a un perito quien no solo le puede orientar en los pasos que debe seguir, sino además, le puede brindar un avalúo más preciso de su inmueble.

Sin embargo, tenga presente que al momento de consultar la opinión de un perito de esta naturaleza, este debe estar inscrito en el Registro Nacional de Avaluadores, para así evitar sorpresas al momento de vender su inmueble. La opinión de estos expertos también es importante no solo al momento de vender un inmueble, también lo será al momento de declarar impuestos o si se quiere arrendar la propiedad, puede del valor de esta sirve para fijar el canon de arrendamiento.

Recuerde que son varios los factores que determinan el valor de un inmueble, además de su estado actual y la antigüedad del mismo. Según los expertos, aspectos como la ubicación del inmueble dentro de la ciudad, vías de acceso y servicios comunitarios también influyen.

Dentro de los temas que tendrá en cuenta el avaluador para realizar su cálculo se encuentran el tamaño del inmueble, el área construida y el estrato socioeconómico del sector en el que está ubicado. Además, los servicios públicos con los que cuenta (gua, luz, gas); número de habitaciones, baños, patios y su distribución.

Los expertos también tendrán en cuenta el vecindario y los desarrollos futuros de la zona en que se encuentra, así como un estudio del mercado de venta y de arriendos del sector en que se encuentra la propiedad a avaluar, entre otros.

 

Editorial El Tiempo