Ahora los colombianos que ganen menos de dos salarios mínimos podrán combinar los recursos que dan las Cajas de Compensación con los del programa Mi Casa Ya para recibir hasta $41 millones de subsidio.

Durante el segundo día del congreso de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) se entregó el primer subsidio recurrente de vivienda: Jair de Jesús Holguín cumplió su sueño de tener casa propia al recibir un auxilio de $41.405.800, que le permitió a su vez tener la aprobación de un crédito hipotecario por el monto restante del inmueble. 

El subsidio recurrente nació tras la aprobación del decreto 1533 de agosto de 2019, que permite a los colombianos que ganen menos de dos salarios mínimos combinar los recursos que dan las Cajas de Compensación con los del programa Mi Casa Ya para recibir hasta $41 millones en subsidio para la compra de vivienda. 

El ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, explicó que “antes los beneficiados debían escoger entre el subsidio del Gobierno o el  de su casa de compensación familiar, eliminando la posibilidad de recibir el monto necesario para que las familias puedan acceder al cierre financiero de la vivienda”. 

De hecho, Malagón agregó que “nos dimos cuenta de que solo el 33 % de los subsidios de vivienda estaban llegando al quintil (grupo) más pobre. Nos dimos cuenta de que hacía falta darle un impulso adicional para que pudieran acceder a una vivienda”. 

El 75 % de los afiliados a las cajas de compensación ganan menos de dos salarios mínimos, cerca de 6,5 millones de personas que tienen la opción de acceder al subsidio recurrente.

Si está afiliado a una caja de compensación, y gana menos de dos salarios mínimos, puede aplicar acercándose a una entidad finaciera y pedir información sobre el subsidio de vivienda recurrente. 

 

Portal Web El Espectador